Reparacion de enchufes

Tal como están los tiempos, siempre que sea posible arreglar un dispositivo esta debería ser nuestra primera opción. Sin embargo, hay ocasiones en las que resulta imposible reparar un enchufe y en esos casos lo más aconsejable es recurrir a un electricista profesional que pueda sustituirlo sin riesgos para la instalación eléctrica, ni los equipos conectados al mismo. En electricistas de Valdemoro podemos ayudarte, sea que residas en la localidad o en sus alrededores, nuestros especialistas pueden trasladarse sin problema hasta el lugar que les indiques y realizar este o cualquier otro trabajo de electricidad de manera efectiva y con garantías.

Las causas más habituales de averías en los enchufes están relacionadas con el uso inadecuado, aunque también pueden dañarse como consecuencia de un cortocircuito o un percance con el circuito eléctrico. Vale la pena destacar que la mayoría de los enchufes modernos, entendiendo como tales los enchufes machos o clavijas, poseen una cubierta de plástico protectora continua, que no se puede retirar. En estos casos es imposible realizar cualquier reparación y no quedará más remedio que sustituirlo por uno nuevo.

Información de nuestros servicios

  1. Percances con los enchufes
  2. ¿Cómo reparar un enchufe?
  3. Consejos para que el enchufe no se desgaste

Percances con los enchufes

Como ya adelantamos previamente, el mal uso de los cables y enchufes puede terminar averiándolos, pues cuando se someten a tensiones o jalones, los hilos de alambre internos se deterioran. Es por ello que a veces podemos ver que nuestros equipos funcionan solamente cuando el cable está en determinada posición, pues está haciendo un falso contacto, que no ofrece una conexión segura y debe ser reparado de inmediato.

Para arreglar un enchufe lo primero será desarmarlo, a fin de poder visualizar cuál es el problema y poder solucionarlo. Aunque pareciera una tarea sencilla, el avance la tecnología ha incrementado la complejidad del asunto, en aras de brindar mayor seguridad, pero haciendo que en ocasiones sea imposible repararlos.

Si este fuera el caso tendríamos que sustituirlo y para ello debemos conseguir un enchufe sencillo en una ferretería, de los que no poseen cubierta protectora continua. Su nivel de seguridad y durabilidad puede ser algo inferior a los del enchufe original, pero al menos podremos seguir utilizando el equipo electrónico.

¿Cómo reparar un enchufe?

Ya con el enchufe desarmado o habiendo separado el enchufe original del cable para sustituirlo por uno nuevo, podemos comenzar con nuestro trabajo. Las terminaciones del cable deben estar libres, para así poder hacer la nueva conexión.

Tendrás que retirar unos 3 o 4 centímetros del material aislante que recubre el cable, dejando visibles los hilos del cordón interno. Verás que estos tienen a su vez otra cubierta de colores normalizados, que permiten identificar los cables internos. Los que están recubiertos por material aislante marrón, negro o gris son los cables de fase, mientras que el azul corresponde al neutro y el amarillo o verde es el cable de tierra.

Al momento de conectar los cables en el nuevo enchufe debes estar muy atento a enrollarlos en donde corresponde, para evitar accidentes. Asimismo, debes ajustarlos bien, pues si quedan flojos pueden soltarse. Los hilos de tierra deben conectarse en el tornillo central del enchufe, mientras que los del neutro y de la fase se enrollan en las patas del enchufe, uno a cada lado.

Una vez te asegures de que los cables internos están bien ajustados, puedes armar nuevamente el enchufe y comprobar su funcionamiento, conectando tu equipo a la toma de corriente.

Consejos para que el enchufe no se desgaste

Para garantizar el buen funcionamiento de nuestros equipos y prolongar la vida útil de los enchufes es conveniente tener en cuenta algunas recomendaciones con respecto a su uso. A continuación compartimos contigo indicaciones básicas que evitarán los daños en los enchufes:

  • Si necesitas conectar varios equipos en una sola toma de corriente, debes usar una regleta con interruptores individuales. Están totalmente desaconsejados los ladrones, porque pueden sobrecargar el enchufe y averiarlo.
  • En ninguna circunstancia hales el cable para desconectar un equipo, pues esto afloja las conexiones internas del enchufe y puede llegar a romperlas. Para sacar el enchufe de la toma de corriente debes sujetarlo por la base de plástico y ejercer una pequeña cantidad de fuerza para extraerlo.
  • Evita que el cable esté tensado pues esa presión sobre la clavija la desajusta y puede causar daños en los hilos internos. Asimismo debes tener cuidado de no dejar el cable colgando, pues podría ocasionar que cualquier persona se tropiece y tenga un accidente, o por la fuerza ejercida en el cable, termine tirando el equipo y averiándolo.
  • Mantén tus enchufes alejados de fuentes de calor, pues el material aislante podría derretirse o, en el peor de los casos, el enchufe podría sobre calentarse y causar un cortocircuito o un incendio.
  • Como medida de precaución, pero también de ahorro energético, lo ideal es desconectar los equipos de la red eléctrica cuando no estén en uso.