Qué hacer si la compañía eléctrica no responde a mis reclamaciones

Si inoportunamente recibiste una imputación errónea e injustificada de la compañía de suministro eléctrico acusándote de haber cometido un robo de luz, o si te ha llegado una factura de este servicio que posee un coste exageradamente elevado y a pesar de haber llamado al servicio de atención al cliente de dicha compañía estos no te brindaron una solución oportuna para estas injusticias, no debes declinar con tus reclamaciones y debes continuar con la lucha para que se respeten tus derechos como consumidor.

Las compañías eléctricas no desean lidiar con las reclamaciones de los consumidores, incluso cuando estos poseen razones y argumentos destacados para apelar por las facturas sobrevaloradas, por ello obstaculizan los reclamos del cliente con burocracia y papeleo con el objetivo de que la persona desista en su intento de obtener justicia.

Son varios los medios que ofrecen las compañías eléctricas para que el cliente pueda realizar las respectivas reclamaciones cuando están sea fiables y procedentes, por ejemplo:

  • Números de teléfono para contactar con el equipo de atención al cliente quienes tienen un horario estipulado para recibir las reclamaciones.
  • Medios online como portales de internet en donde se ofrece un formulario que tendrá que llenar el consumidor para formalizar su reclamación, o correos electrónicos en donde se recibirá las pruebas y documentos que posea el cliente para validar su reclamo.
  • Oficinas físicas a las cuales puede apersonarse el consumidor afectado para llevar a cabo una reclamación más formal.

Normalmente, las compañías de distribución de electricidad domestica tienen un plazo de treinta días para responder a la solicitud del cliente en la que exige la anulación de la multa erróneamente impuesta o la reevaluación del coste de la factura inflada.

Si no se recibe una respuesta en dicho periodo de tiempo, el consumidor puede acudir a las autoridades de la Junta Arbitral en caso de que la compañía eléctrica se encuentre adherida a este instrumento administrativo destinado a abogar por los derechos del consumidor.

La Oficina Municipal de Información al Consumidor es otra de los recursos a los cuales puede acudir el afectado para resolver el conflicto o reclamo que este posee con la compañía eléctrica.

Igualmente se recomienda que el consumidor que desea proceder con sus reclamaciones indague sobre la asociación de consumidores de su localidad e intente comunicarse con los representantes de dicha asociación para presentarles su caso y recibir la asesoría especializada.

Luego de estos pasos anteriormente descrito se debe evaluar la posibilidad de formalizar legalmente el reclamo llevando el mismo a instancias judiciales para lo cual se recomienda contar con la asesoría y los servicios de un abogado experto en reclamaciones y conflictos con las compañías eléctricas, ya que este profesional cuenta con las herramientas jurídicas necesarias para lograr una resolución o sentencia que favorezca al consumidor afectado.

El reclamo que será presentado ante la compañía debe poseer la mayor cantidad de información y detalles posibles para lograr justificar nuestra demanda. Los datos más importantes para este reclamo son los datos personales del consumidor y los detalles técnicos del contrato. Por último, se concluirá este documento señalando cuales son los motivos por el cual se considera una injusticia el coste de la factura del servicio de energía eléctrica.