Cómo actuar tras un corte de luz

Los cortes de luz son usuales en invierno y verano. Tormentas eléctricas, sobretensiones y demás disfunciones en los conectores puede motivar que se vaya la luz de casa durante un periodo prolongado.

Hay una serie de consejos que pueden ayudar a los ocupantes a afrontar un corte de luz sin empeorar el escenario y sin padecer en una medida muy grave las consecuencias de estos cortes. No obstante, será recomendable ponerse en contacto con profesionales del universo de la electricidad para que resuelvan el incidente.

Recomendaciones frente a un corte de luz

Entre las recomendaciones para luchar contra los cortes de luz podemos citar las siguientes:

Apagar y desconectar los electrodomésticos, ya que las subidas de tensión pueden causar daños en los en los aparatos de electricidad.

No abrir la nevera, pues este electrodoméstico perderá el frío si hay un corte de luz. Por tanto, la comida podría estropearse si abusamos de abrir y cerrar el frigorífico. Salvo excepciones, lo mejor será que la nevera no se abra.

Comprobar si el corte es o no generalizado, consultando a los vecinos si tienen luz; en el caso de que los vecinos no hayan sufrido el corte, entonces habrá que examinar la instalación para dar con la avería, por lo que para detectar el problema habrá que llamar a un electricista. En caso de que el fallo sea genérico y todo el vecindario esté sin luz, habrá entonces que que esperar soluciones de una competencia más general.

Buscar iluminación alternativa, ya que, si el problema se manifiesta con nocturnidad, no habrá luz para poder ver dónde están las cosas. Mantener la calma y no enervare es lo primero; lo segundo es buscar una alternativa, como linternas o velas.

Causas del corte de luz

Cuando se produce un corte del suministro de luz por una causa genérica, esto puede deberse a una sobrecarga de electricidad; hay que tratar de no conectar a la red eléctrica más electrodomésticos y aparatos de los debidos, pues la red podría sobrecargarse en exceso. Una solución podría ser optar por contratar más potencia; este incremento del suministro eléctrico deberá completarlo un electricista con autorización para esta clase de trabajos. No obstante, hay otros motivos por los que los cortes de luz tienen lugar; llamar al especialista en electricidad para que dé con la avería y para que pueda afrontar el problemas con las máximas garantías será sin duda la mejor opción.