Causas por las que recibo un calambrazo eléctrico de una instalación eléctrica

Si en tu vivienda has recibido algún calambrazo hay que tener en cuenta las causas, motivos y protecciones a la hora de resolver el problema. La causa normalmente es cuando se hace contacto directo con algún aparato que esté conectado a la red eléctrica. Algunos ejemplos son los cables, los enchufes o los interruptores.

Aunque este tipo de contacto es poco común, un adulto puede recibir corriente eléctrica si toca un cable conectado a la corriente eléctrica del domicilio. Suelen producirse siempre de forma inesperada sin saber bien la causa, con lo que a simple vista no se suelen percibir este tipo de problemas.

Este tipo de situaciones se llaman contacto eléctrico indirecto, que se producen sobre todo cuando alguna parte de la instalación ha sufrido algún tipo de fallo de aislamiento o funcionamiento, que en circunstancias normales no se encuentre bajo la tensión eléctrica. Un ejemplo es la carcasa metálica de algún electrodoméstico, ya que lo percibimos como un calambrazo inesperado.

A la hora de prevenir los calambrazos debido a los contactos directos hay que tener en cuenta algunos métodos.

  • Alejamiento de las partes activas, por ello es importante hacer imposible que haya contacto sin intención de la persona.
  • Aislamiento de las partes activas. Suele ocurrir cuando los espacios son reducidos o no se pueden mantener distancias mínimas de seguridad.
  • Interposición de obstáculos, muy parecido al anterior, es una barrera física para que impida el contacto y no haya calambrazos.

Si sigue ocurriendo lo mejor es contactar con un profesional electricista para que encuentre el problema dentro de la red eléctrica, que suele ser donde más se nota que hay alguna avería. Por estas razones es mejor informarte para ver si esos calambrazos pueden venir de algún mal funcionamiento de la red eléctrica de la vivienda.